sábado, 28 de enero de 2017

Palacio Nacional de Mafra



Mafra es una ciudad que se sitúa a unos 30 km al norte de Lisboa, donde se encuentra uno de los mayores y más extravagantes palacios de Europa, el Palacio de Mafra. Constituye el monumento más importante del  barroco portugués. 

En realidad, el conjunto monumental lo componen un palacio, una basílica y un convento. Incluye también una farmacia y un hospital, siendo esto algo diferente respecto a otros palacios de la época. El autor del proyecto fue Johann Friedrich Ludwig (conocido en Portugal como Frederico Ludovice), inspirado en los modelos italianos. 

 
 sala del hospital
 
La visita al palacio cuesta 6 euros, aunque con la Lisboa card es gratis. Es importante recordar que el palacio está cerrado los martes porque es lo único que hay en Mafra para visitar.

en uno de los claustros había rapaces con las que fotografiarse
 
Construido entre 1717 y 1755 por Joao V de Portugal tras la promesa hecha a su esposa, la archiduquesa María Ana de Austria, de construir un monasterio si le daba descendientes. El palacio está deshabitado desde principios del siglo XX, tras la instauración de la república. Es Monumento Nacional desde 1907. El palacio tiene 1200 habitaciones, pero solo una pequeña parte están abiertas al público. El palacio tiene 250 metros de frontal y cuenta con una gran variedad de salas temáticas. 
 
 
 

En una de ellas, la sala de juegos, está un prototipo de pinball.

 
La sala más espectacular es una biblioteca (Biblioteca Monástico/Real) que alberca una colección de más de 36000 libros. Tiene 88 metros de largo, 9,5 metros de alto y 13 de alto con estantes de estilo rococó. También es famosa porque tiene una colonia de murciélagos, que ayudan a preservar las obras, ya que comen insectos.

 
 
Dentro del palacio, hay una basilica:

 

Junto al palacio hay un jardín, el Jardin do Cerco.


martes, 6 de septiembre de 2016

Alcobaça


A unos 110 kilómetros al norte de Lisboa se sitúa Alcobaça. En esta pequeña ciudad de menos de 16000 habitantes y sede del concejo homónimo de la región Centro de Portugal, se localiza el monasterio de Alcobaça, un monasterio cisterciense Patrimonio de la Humanidad desde 1989. Este monasterio cisterciense se llama en realidad Abadía de Santa María de Alcobaça.
La entrada es gratuita el primer domingo de mes, al igual que en el de Batalha. Solo 24 kilómetros separan ambos monasterios.

El monasterio fue iniciado por orden de Alfonso I de Portugal en 1148 y concluido en 1222. Es la primera obra gótica en Portugal 
  
Fachada de la iglesia
El exterior del monasterio está determinado por dos alas y la fachada de la iglesia en el centro.
 
Ala izquierda

 
 

El acceso a la iglesia se hace por unas escalinatas que dan a una plataforma donde destacan unos pináculos.

Las dos torres laterales fueron añadidas en el siglo XVIII. En cuanto al interior, la iglesia es de cruz latina con tres naves de unos 20 metros de altura, que le dan una sensación de monumentalidad, característica típica del gótico.

 


Las columnas y muros interiores están faltos de decoración, algo típico en las iglesias cistercienses.

En el transepto de la iglesia se encuentran las tumbas del rey Pedro I (parte izquierda) y su mujer, Inés de Castro (parte derecha). Este par de tumbas, de autor desconocido, están entre los mejores trabajos de esculturas góticas en Portugal. Las tumbas descansan sobre estatuas de leones. 
 
 Tumba de Pedro I


Tumba de Inés de Castro
 
En la parte derecha del transepto, junto a la tumba de Pedro I se encuentra el Panteón Real, de finales del siglo XVIII, en estilo neogótico. En él están las tumbas de Urraca y Beatriz de Castilla (esposas de Alfonso II y Alfonso III de Portugal) y de varios infantes.
Panteón real

Muy cerca del Monasterio, en una colina se haya el castillode Alcobaça. De origen musulman, ha sufrido transformaciones a lo largo de la historia. Del castillo quedan varias torres y el acceso es libre. Lo destacable es la vista del Monasterio desde el propio castillo. 
  
Acceso al castillo
 

sábado, 21 de mayo de 2016

Gargolas IV- Batalha

Una vez más, y van cuatro, trato un tema que me gusta fotografiar, el de las gárgolas en los edificios religiosos (Gárgolas I , gárgolas II y gárgolas III). En esta ocasión las fotografiadas serán las gárgolas del Monasterio de Batalha, en Portugal. Con anterioridad este monasterio ya tuvo su entrada correspondiente (Monasterio de Batalha).